Una investigación de CIC bioGUNE abre vías para tratar un cáncer altamente agresivo del sistema nervioso

El estudio identifica una proteína (HuR/ELAVL1) como clave para el crecimiento y metástasis de los tumores malignos de la vaina de los nervios periféricos

Los resultados indican que la inhibición de esa proteína representa una posible diana terapéutica para atacar este sarcoma que afecta tanto a niños como a adultos

La supresión de la expresión y función de la proteína HuR/ELAVL1 por medios genéticos y farmacológicos reduce el crecimiento tumoral y la metástasis en los tumores malignos de la vaina de los nervios periféricos (MPNST, por sus siglas en inglés Malignant Peripheral Sheath Tumor) en modelos experimentales de ratón, según ha podido demostrar un equipo del CIC bioGUNE -miembro del Basque Research & Technology Alliance, BRTA- liderado por el doctor Ashwin Woodhoo, investigador Ikerbasque.

Los tumores malignos de la vaina de los nervios periféricos (MPNST) son sarcomas altamente agresivos con un potencial metastásico fuerte, generalmente hacia el pulmón, que afectan tanto a niños como a adultos. Los pacientes con MPNST tienen una alta propensión a la recaída tras la resección tumoral y una respuesta deficiente a la quimioterapia citotóxica y a la irradiación, lo que implica una alta mortalidad.

Además, los ensayos clínicos realizados hasta ahora, dirigidos a diversas vías de señalización en MPNST, habían tenido resultados decepcionantes. “La inhibición de la proteína HuR representa una estrategia atractiva hacia una diana terapéutica viable en MPNST”, explica Ashwin Woodhoo.

La desregulación génica es un sello distintivo de las células cancerosas. Las alteraciones genéticas en estas células conducen invariablemente a una remodelación global de su transcriptoma, que les permite adquirir capacidades funcionales avanzadas para su supervivencia, proliferación y difusión.

“En este estudio hemos identificado la proteína de unión al ARN HuR/ELAVL1 como un factor oncogénico central en los tumores malignos de vaina de los nervios periféricos. HuR ayuda a establecer las redes regulatorias claves que operan en MPNST para coordinar rasgos distintivos del cáncer. Por lo tanto, al elevar los niveles de HuR, las células MPNST han elaborado un mecanismo adaptativo para amplificar y regular las señales oncogénicas clave y así modular los programas de transcripción que confieren una ventaja competitiva a estas células cancerosas, promoviendo el crecimiento de MPNST y la propagación metastásica”, señala Ashwin Woodhoo.

“Concretamente hemos explorado esta adicción de las células MPNST a HuR para demostrar que esta proteína representa una diana terapéutica ideal para el tratamiento de MPNST. Utilizando modelos de ratones, hemos demostrado que suprimir la expresión y la función de HuR por medios genéticos y farmacológicos reduce el crecimiento tumoral e incluso la metástasis, una de las peores características de pronóstico de este cáncer”, continúa el investigador.

La investigación ha sido diseñada y dirigida por el Dr. Ashwin Woodhoo, investigador Ikerbasque y responsable del Laboratorio de Trastornos Nerviosos de CIC bioGUNE, en estrecha colaboración con la Dra. Marta Varela Rey (CIC bioGUNE-Ciberehd). El trabajo ha sido realizado principalmente por investigadoras de su equipo, como Marta Palomo Irigoyen, Encarni Pérez Andrés y Marta Iruarrizaga Lejarreta, y ha implicado la participación de otros investigadores de España, Estados Unidos, Reino Unido, Suiza, Italia y Luxemburgo, reflejando el espíritu internacional de los descubrimientos científicos en la actualidad.

La obtención de estos resultados ha sido posible gracias a la financiación de la Asociación Española para la Investigación contra el Cáncer (AECC) y EiTB Maratoia, y ha contado con el apoyo del Gobierno Vasco, del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, de la Fundación BBVA y del Consejo Europeo de Investigación (ERC).