BCBL, Nem Solutions y Spyro Software comparten sus conclusiones tras participar en el proyecto ‘Employer Branding’ puesto en marcha por el Parque Tecnológico de Gipuzkoa

Noticias > 2019 > BCBL, Nem Solutions y Spyro Software comparten sus conclusiones tras participar en el proyecto ‘Employer Branding’ puesto en marcha por el Parque Tecnológico de Gipuzkoa

El mercado exige a las empresas competitividad, excelencia, innovación, compromiso, flexibilidad… Es decir, talento. Pero el talento escasea y, por tanto, se permite seleccionar dónde y cómo quiere ya no sólo trabajar, sino también crecer. Las organizaciones están obligadas a competir y poner sobre la mesa mucho más que una buena oferta económica. También hay que hablar de políticas de conciliación, posibilidades de promoción, formación continua, participación en proyectos vanguardistas… Y hablar de verdad, porque quienes pueden escoger para quién trabajan realizan comprobaciones sobre la reputación de una empresa antes de decidir su incorporación

Por esa razón, cada día cobra más relieve el llamado ‘employer branding’. O lo que es lo mismo, marca que como empleadora tiene cada empresa; la imagen que la organización proyecta y que, si resulta lo suficientemente atractiva, puede ser el mejor reclamo para atraer a las personas más cualificadas. Un verdadero valor diferenciador en la guerra por captar y retener el talento.

Consciente de ello, el Parque Tecnológico de Gipuzkoa, convertido desde hace ya 25 años en socio estratégico de las organizaciones que acoge, ha querido facilitar a estas sociedades herramientas tanto para incrementar su capacidad para competir en ese mercado global del talento como para mejorar la gestión interna de un recurso tan fundamental para su desarrollo. Por este motivo, ofreció a las firmas ubicadas en Miramon la posibilidad de participar en el proyecto ‘Employer Branding’, una iniciativa desarrollada en colaboración con la Diputación Foral de Gipuzkoa y BIC Gipuzkoa Berrilan para que los expertos de la consultora Brand Ambassador Club las ayudaran a optimizar (o poner en marcha) medidas que aumenten su atractivo como empleadoras de talento. Así, a lo largo de este último año, tres organizaciones, Basque Center on Cognition, Brain and Language (BCBL), Nem Solutions y Spyro Software, han realizado un concienzudo proceso de revisión y adecuación de su imagen de marca.

Si la dificultad de posicionarse internacionalmente como reclutador de excelencia es general para todas las organizaciones, las participantes en esta iniciativa además comparten otro ‘handicap’; desarrollan su actividad en áreas del conocimiento relativamente nuevas, lo que reduce aún más ese mercado en el buscar talento. Razón por la que han las tres firmas han dado aún más valor al hecho de participar en sesiones conjuntas. “Nos ha permitido crear una comunidad con una inquietud compartida en la que todos hemos encontrado apoyo para poner en marcha nuestras respectivas iniciativas. Hemos aprendido mucho viendo cómo otros se enfrentan a los mismos problemas, porque aunque no nos dirigimos al mismo perfil profesional todos queremos talento excelente para nuestras empresas”, subraya Sonia Grijalvo, directora financiera de NEM Solutions.

Para empezar, la participación en el programa implicaba realizar un profundo análisis interno para determinar la validez de sus estrategias de captación y fidelización de talento. “Hemos podido hacer un diagnóstico exhaustivo de nuestra situación actual, identificado las áreas de actuación para progresar y realizado un ‘planing’ de medidas a corto, medio y largo plazo. Es decir, ahora sabemos dónde estamos, dónde queremos estar y qué hacer para alcanzarlo”, insiste Grijalvo. “Lo primero que nos ha permitido es hacer una reflexión sobre nosotros mismos, sobre nuestra cultura y nuestros valores y, finalmente, sobre lo que buscamos en quienes se incorporan a la empresa. Es una autoevaluación muy necesaria pese a que muchas veces el trabajo del día a día no permite realizarla”, coincide Edorta Pérez, responsable de Calidad y Recursos Humanos de Spyro Software. “Además, nunca habíamos analizado cómo estamos lanzando al mundo la imagen de nuestras organizaciones y, más concretamente, qué imagen tenemos como empleadores”, añade Oihana Vadillo, Lab Manager del BCBL.

Entre las conclusiones compartidas los participantes destacan el valor que quienes ya forman parte de la organización tienen como embajadores de éstas, un potencial muy desaprovechado. “En nuestro caso, por ejemplo, todo el personal investigador acude frecuentemente a congresos internacionales y habla de lo que hace, pero rara vez comenta dónde lo hace o con qué medios. Rara vez comenta que siempre estamos interesados en sumar talento”, destaca Vadillo en una opinión que comparten en Nem Solutions y Spyro Software, cuyos profesionales también acuden frecuentemente a foros especializados en los que hay que ‘venderse’.

Así que antes de reclutar talento hay que saber contentar al que ya hay en casa. Un aspecto en el que, aún sin saberlo, las tres firmas ya habían realizado una gran labor. “Hemos visto, por ejemplo, que algunas políticas que habíamos instaurado de una manera muy espontánea, de buena fe pero sin mayores pretensiones, habían tenido un impacto tan positivo entre quienes trabajan en el BCBL que incluso son el motivo por el que permanecerían aquí incluso teniendo una oferta económicamente superior a la nuestra”, destaca a este respecto Vadillo. “En NEM hemos comprobado que la parte de fidelización estaba mucho más desarrollada de lo que creíamos, que habíamos desarrollado muy bien el sentido de pertenencia y el salario emocional que ofrecemos. Ahora una de las cosas que tenemos que aprender a hacer es hablar a terceros de ese buen ambiente de trabajo porque es un gran gancho”, añade Grijalvo. La comunicación, reconocen en las tres organizaciones, no sólo debe mejorarse hacia fuera. También hacía dentro. “Nos dimos cuenta, por ejemplo, de que desde la dirección y desde Recursos Humanos se ponían en marcha iniciativas interesantes que muchas veces no acababan de llegar a la plantilla. O no llegaban cómo quisiéramos”, lamenta Edorta Pérez.

Después, cada una de las firmas participantes en el proyecto, ha emprendido medidas que bien pueden ser un ejemplo para otras organizaciones. En Spyro Software han decido que únicamente su gerente y su directora financiera cuenten con despacho propio mientras el resto de la plantilla comparte espacio de trabajo para que la comunicación sea mucho más diáfana; en NEM Solutions han intensificado la evaluación de desempeño para lograr que cada persona tenga más control de su propio plan de carrera; y en el BCBL han comenzado a realizar entrevistas a quienes abandonan el centro, cuyas valoraciones, libres ya de cualquier condicionante, ofrece información “valiosísima” para mejorar la imagen de marca de la entidad.

Por cierto, uno de los atractivos poco aprovechados que las tres organizaciones subrayarán a partir de ahora es su ubicación en el propio Parque Tecnológico. “Estamos tan acostumbrados a trabajar en un entorno tan extraordinario que no valorábamos que se trata de un factor diferenciador frente a empresas de la competencia”, coinciden Edorta Pérez, Oihana Vadillo y Sonia Grijalvo.