La Red de Parques Tecnológicos de Euskadi dispondrá de una infraestructura privada e independiente de BLOCKCHAIN desplegada por Telefónica

Accederá a una infraestructura tecnológica que dará servicio a las cerca de 550 empresas que se alojan en los parques de Araba, Bizkaia y Gipuzkoa

 

El acuerdo entre Telefónica y APTE incluye un proyecto piloto de tres meses, uno de los cuales se realizará en Bizkaia, para que puedan utilizar por primera vez, según su necesidad real y sin un coste adicional, este tipo de soluciones

 

La Red de Parques Tecnológicos de Euskadi dispondrá de una red privada e independiente de blockchain desplegada por Telefónica y que dará servicio a las cerca de 550 empresas alojadas en los parques de Araba, Bizkaia y Gipuzkoa. El acuerdo de colaboración alcanzado entre la Asociación de Parques Científicos y Tecnológicos de España (APTE), a la que pertenece la red vasca, y la multinacional digital permitirá compartir esta infraestructura a las más de 8.000 compañías que se ubican en los 52 parques científicos y tecnológicos operativos miembros de APTE.

El convenio, del que se beneficiará la Red de Parques Tecnológicos de Euskadi, contempla el desarrollo de un proyecto piloto de tres meses, uno de los cuales se realizará en Bizkaia. En este piloto los parques científicos y tecnológicos podrán compartir la infraestructura de blockchain basada en la tecnología de Hyperledger Fabric desplegada por Telefónica. Esta estrategia facilitará crear canales de intercambio de información privados y seguros entre las diferentes empresas y desplegar sus propias aplicaciones descentralizadas.

Para ello, Telefónica utilizará el servicio de Cloud Garden que presentó hace ocho meses junto a IBM y que permite a las compañías utilizar soluciones de blockchain, big data o inteligencia artificial a través de una plataforma en la nube y según sus necesidades. Este proyecto también pondrá a disposición de las 8.000 entidades empresariales españolas la tecnología propia de blockchain desarrollada por Telefónica, TrustOS, un software que permite conectar de manera sencilla las aplicaciones y procesos de negocio con plataformas, redes y ecosistemas de blockchain. Además, se contempla el desarrollo de un Servicio de Identidad Digital Innovadora que permitirá crear, por un lado, un catálogo público de empresas innovadoras, y por otro, que estas empresas se relacionen entre sí en la misma red.

Además, tanto la red de APTE como las compañías que pertenecen a ella serán capaces de desplegar sus propios casos de uso sobre la red de blockchain y utilizar tokens en la misma para medir y registrar su propia actividad o la de sus productos y servicios, creando así mercados digitales confiables para intercambiar valor o para desarrollar mejores estrategias de gamificación que involucren a sus usuarios en el uso de los servicios.

“Gracias a este convenio que acabamos de firmar, las empresas alojadas en estos parques científicos y tecnológicos podrán beneficiarse de las ventajas de la tecnología de blockchain sin tener que enfrentarse a la complejidad inherente de la misma o tener que dedicar recursos a adquirir el conocimiento necesario para sacarle partido”, ha señalado María Jesús Almazor, Consejera Delegada de Telefónica España.

La infraestructura irá creciendo conforme se vayan uniendo nuevos parques y las empresas innovadoras requieran mayor capacidad para desplegar nuevas aplicaciones.

“Del mismo modo que ocurrió a principios de los años 90 cuando los parques científicos y tecnológicos eran los únicos lugares donde las empresas podían acceder a internet de alta velocidad, ahora los parques científicos y tecnológicos serán los primeros en ofrecer a sus empresas y entidades acceso rápido a blockchain, ofreciendo así un nuevo valor por el simple hecho de ubicarse en un parque”, ha explicado Felipe Romera, presidente de APTE.

De esta forma, APTE dispondrá de una red privada de blockchain, construida con la tecnología de Telefónica, pero en la que el control de los nodos estará en cada uno de los parques científicos y tecnológicos que la integran, aportando a la red el grado de independencia y descentralización que aseguran los principios básicos de blockchain.