Polímeros más respetuosos con el planeta desde su diseño

El proyecto SURPASS establecerá la transición a materiales poliméricos más seguros, sostenibles y reciclables para los sectores de la construcción, el transporte y el embalaje

Los residuos plásticos se acumulan en el planeta a un ritmo alarmante, provocando la contaminación del aire, el suelo y el agua debido a las sustancias tóxicas y las emisiones de gases de efecto invernadero. El proyecto SURPASS surge para liderar la transición hacia un diseño más seguro, sostenible y reciclable (SSRbD por sus siglas en inglés) de materiales poliméricos y se dirige a tres sectores específicos que representan el 70% de la demanda europea de plástico: embalaje, construcción y transporte.

SURPASS, proyecto financiado por la UE y que cuenta con un presupuesto total de 4,98 millones de euros, desarrollará alternativas SSRbD sin aditivos potencialmente peligrosos mediante estudios de casos industrialmente relevantes. CIDETEC Surface Engineering, a través de la tecnología 3R (reparable, reciclable y reprocesable), formulará y creará compuestos epoxi reciclables y sostenibles que, sobre todo, mostrarán una mejor resistencia al fuego y se podrán emplear en sectores de altas exigencias como la ferroviaria.

Además, se diseñará un sistema de valoración, en base a un conjunto de parámetros específicos, una valoración de riesgos y una evaluación sanitaria, medioambiental y económica, que servirá de guía a formuladores y fabricantes de materiales y encargados del reciclado para que desde un principio, se diseñen materiales poliméricos SSRbD.

De este modo, se espera dar respuesta a un problema estructural cambiando la tendencia actual desde el diseño y evitar que, tal y como ocurre en la actualidad, el 70% de los residuos plásticos recogidos en Europa sigan siendo eliminados en vertederos o incineradoras, con las consecuencias adversas que esto genera para la salud pública y el medio ambiente.

SURPASS, enmarcado dentro del Programa de Investigación e Innovación Horizon Europe 2021, comenzó el pasado mes de junio y tendrá una duración de 42 meses, participando un total de 13 socios bajo la coordinación del CEA francés.