Tecnalia e IK4 aportan 2,3 euros al PIB de la CAV por cada euro público invertido en ellos

La fusión en Tecnalia de seis de los centros tecnológicos vascos,– y a la espera de una hipotética integración futura con el otro gran grupo tecnológico existente en Euskadi, el agrupado en torno a IK4–, pone sobre la mesa la importancia de la labor de I+D que desarrollan este tipos de centros.

Aunque la inversión que realiza el PaísVasco en I+D está ligeramente por encima de la media española todavía está lejos de los principales referentes europeos, Suecia y Finlandia. Estos países nórdicos destinan más del 3,4% de su PIB a labores de innovación y desarrollo. En este contexto, el lehendakari Patxi López hizo un llamamiento la pasada semana para que la CAV destine a I+D el 2,5% del Producto Interior Bruto en el horizonte de cuatro años superando el 1,6% actual y situándose al nivel de Alemania que se mueve en la línea del 2,5% y y superando la media europea del 1,8%.

Los centros vascos encargaron hace un par de años a la consultora Deloitte un estudio sobre la aportación del trabajo de dichas instituciones a la economía vasca en la última década. El informe que recogía el periodo 1997-2006 mostraba que por cada euro de dinero público que se había invertido en los centros los centros tecnológicos vascos estos habían aportado 2,3 euros al PIB de la CAV. En términos absolutos, los centros vascos habían aportado cerca de 1.000 millones de euros al PIB de la Comunidad Autónoma Vasca y habían contribuido a la creación de más de un centenar de empresas de base tecnológica. En el estudio también se reflejaba el esfuerzo creciente realizado por los centros tecnológicos. Así en el periodo analizado, el PIB generado por dichos centros se había incrementado sustancialmente, ya que en 2006 había ascendido un 45% con respecto a 1997. Asimismo, la actividad de los centros había supuesto, en los últimos diez años, más de 3.400 puestos de trabajo