Los productos naturales que contienen «ortoquinonas» muestran un gran potencial como agentes anticancerígenos

El trabajo, publicado en la revista Nature Chemistry, permitirá el uso de productos naturales que hasta ahora eran descartados por su toxicidad

Las ortoquinonas son sustancias muy reactivas que pueden ser vehiculizadas a tejidos tumorales mediante su conjugación a anticuerpos terapéuticos de manera segura y selectiva

Una investigación del CIC bioGUNE -miembro del Basque Research & Technology Alliance, BRTA- ha demostrado que los productos naturales que contienen ortoquinonas muestran un gran potencial como agentes anticancerígenos.

“Esta investigación abre una ventana de oportunidad en desarrollo clínicos de compuestos muy activos que hasta ahora eran descartados debido a su elevada toxicidad sistémica”, explica Gonzalo Jiménez Osés, investigador Ikerbasque en CIC bioGUNE, que añade “ahora pueden ser utilizados para ser vehiculizados a tejidos tumorales mediante su conjugación a anticuerpos terapéuticos de manera segura y selectiva conocidos como Antibody Drug Conjugates (ADC)”

El éxito del trabajo, que ha sido publicado en Nature Chemistry, radica en el descubrimiento de una nueva reacción química para la liberación controlada de fármacos citotóxicos de tipo ortoquinona (derivados de β-lapachona, dunniona y criptotanshinona) bajo estímulo enzimático en condiciones de acidez propias de entornos tumorales. Los conjugados fármaco-anticuerpo desarrollados en este trabajo han mostrado eficacia in vivo contra un modelo murino de xenoinjerto de leucemia mieloide aguda.

La aplicación de nuevas entidades químicas con innovadores mecanismos de acción son necesarios para el desarrollo de terapias de última generación. Los productos naturales son frecuentemente una fuente de agentes anticancerígenos. Sin embargo, muchos productos naturales identificados con valor medicinal in vitro siguen sin explotarse debido a su alta toxicidad in vivo. Mediante la nueva estrategia de protección/conjugación y desprotección/liberación centrada en una reacción de 1,6eliminación auto-inmolativa sensible al pH del medio, no descrita hasta la fecha, se ha conseguido enmascarar esta toxicidad hasta el momento preciso de su liberación en el tejido tumoral objetivo del tratamiento.

El ámbito de aplicación potencial más evidente de los conceptos presentados en esta investigación se da en el desarrollo de medicamentos y terapias selectivos contra cáncer.

El trabajo ha sido desarrollado por el grupo de investigación de Gonzalo Jiménez Osés (CIC bioGUNE), en colaboración con University of Cambridge, Universidade de Lisboa, AstraZeneca y University Jena.