CIC energiGUNE lidera el proyecto europeo REslag para el aprovechamiento de residuos de acería

Se calcula que un 24% de la escoria de acería de la industria europea va a vertederos, porcentaje que podría verse reducido en los próximos años a partir de los nuevos desarrollos científico-tecnológicos.
 
Expertos europeos en este ámbito se reunen en Vitoria- Gasteiz desde hoy y hasta el jueves en el encuentro del proyecto liderado por CIC energiGUNE.
 
El broche de oro de este encuentro será la inauguración, este jueves, de la nueva sala de ensayos y prototipado en almacenamiento térmico del centro de investigación alavés.
 
Con esta instalación, CIC energiGUNE confirma su posicionamiento de mejor laboratorio de almacenamiento de energía del sur de Europa.

La búsqueda de soluciones que permitan reducir los residuos que se generan en la industria, al mismo tiempo que se genera un valor, es un reto en el que los investigadores llevan años trabajando. En concreto, el proyecto europeo REslag, liderado por el centro de investigación vasco CIC energiGUNE, aúna a la comunidad científica y a la industria europea para el desarrollo de tecnologías de valorización de escorias de acería.

El Palacio de Congresos Europa reúne en un encuentro que se celebrará desde hoy martes, hasta el jueves, a investigadores, empresas e instituciones que trabajan en la valorización de residuos en el proyecto REslag. El título del workshop es “El aprovechamiento de residuos de acería para la generación de valor”.  Estas jornadas servirán para contrastar y compartir las investigaciones desarrolladas hasta ahora en la búsqueda de soluciones para la valorización de residuos que permita la mejora del medio ambiente y posibilite el desarrollo económico y social de Europa.

El proyecto REslag que comenzó en septiembre de 2015, finalizará en febrero de 2019 y enfrenta su recta final con un doble objetivo: por un lado, transferir los resultados obtenidos durante el mismo, así como demostrar la viabilidad de las 4 tecnologías de valorización de escoria negra propuestas: recuperación de calor residual en la industria, producción de materiales cerámicos refractarios, almacenamiento de energía para plantas de concentración solar térmica y extracción de metales de alto valor añadido.

 “Este proyecto es muy importante para CIC energiGUNE ya que ha posibilitado desarrollar nuevos sistemas de almacenamiento de energía gracias a la reutilización de escorias de acería. De esta forma contribuimos a la economía circular”, afirma Nuria Gisbert, Directora General de CIC energiGUNE.

En 2010, la industria del metal europea generó 21,8 Mt. de escoria de acería. El 76% de estos residuos se puede reciclar para su uso en la construcción y carreteras, pero el 24% restante (5,23 Mt) es desechado en los vertederos, lo que supone un gran problema medioambiental. Por ello, la importancia de espacios para contrastar y compartir los desarrollos científico-tecnológicos para la resolución de este problema.

El proyecto REslag está formado por 18 socios provenientes de 8 países y cuenta con un presupuesto de casi 10 millones de euros. Gracias a este proyecto CIC energiGUNE ha traccionado a 3 empresas vascas (Novargi, Hasten y Arcelor Mittal) y al centro IK4-Azterlan al espacio europeo de investigación.

Nueva sala de ensayos y prototipado

Además, CIC energiGUNE inaugurará este jueves, a las 16:30 horas, en sus instalaciones del Parque Tecnológico de Álava una nueva sala de ensayo y prototipado para Almacenamiento Térmico. Se trata de una infraestructura referente a nivel internacional dado que permite ensayar materiales y componentes a alta temperatura en un ambiente controlado y utilizando diversos tipos de fluidos.

Con esta instalación de testeo el centro alavés confirma su posicionamiento de mejor laboratorio de almacenamiento de energía del sur de Europa, posicionando al territorio alavés como polo de referencia del almacenamiento de energía en Euskadi.

Inaugurado en el año 2011 con vocación de servicio para la empresa vasca, CIC energiGUNE es el centro de investigación cooperativa referente en Europa en el ámbito del almacenamiento de energía. Dependiente del Departamento de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Gobierno Vasco, posee además el respaldo de la Diputación Foral de Álava y las principales empresas del sector de la energía de Euskadi (Cegasa Portable Energy, Sener, Siemens Gamesa, Petronor, Nortegas Energía, Ormazabal, Idom, Iberdrola, Solarpack y la Corporación Mondragón) así como las principales corporaciones tecnológicas (Tecnalia e IK4).

Con una inversión total de 51 millones de euros, el centro, alineado con las estrategias de Especialización Inteligente de Euskadi RIS3 y Energibasque, se centra en la investigación en materiales y sistemas orientados a aplicaciones de almacenamiento, siendo uno de sus objetivos la generación de conocimiento en ese campo para que posteriormente pueda ser transferido a la empresa vasca. En ese sentido, la mayoría de las líneas de investigación están entre el TOP 5 de los centros de referencia europeos y trabaja con numerosas empresas tanto del País Vasco como del panorama internacional.