El Museo de la Ciencia cambia de nombre y amplía su oferta en su décimo aniversario

  • Se llamará Eureka!Zientzia Museoa e inaugura el ‘Txikiklik’, un nuevo espacio sensorial y formativo para niños de 4 a 9 años

 

El pasado día 12 de mayo tuvo lugar la presentación de la nueva marca del Museo de la Ciencia de Donostia, Eureka! Zientzia Museoa, durante la celebración de su décimo aniversario.

En estos años 1,4 millones de personas han visitado el museo, lo que renueva su vocación como lugar formativo, divulgativo y de ocio para familias, escolares y profesores.

El término “Eureka!” está vinculado a la ciencia y es fácil de recordar en todos los idiomas, por eso lo han elegido y porque quieren llegar a más gente. Ignacio Zuzuarregui, director del centro desde el mes de enero, explicó durante el acto que «vamos a seguir siendo un recurso para la comunidad educativa, objetivo para el que afianzaremos nuestros vínculos con la UPV/EHU. Ampliaremos nuestra oferta y trabajaremos por seguir siendo una referencia en divulgación científica».

El nombre de ’Kutxaespacio de la Ciencia’ se seguirá utilizando para definir al conjunto de la oferta de Miramón, que incluye el área de maquetas o miniaturas de los grandes edificios de Gipuzkoa, el paseo con 50 especies arbóreas o el propio planetario, renovado en 2008 con las últimas tecnologías.

Pero además de la nueva denominación, Eureka! estrena un nuevo espacio, “Txikiklik” para niños de 4 a 9 años, en el que podrán viajar por los cinco sentidos, con representaciones interactivas de cada uno de ellos. En una lengua gigante los niños descubrirán en qué punto se siente el sabor dulce, el salado, el amargo o el ácido. Podrán tocar también distintas texturas y escuchar diferentes sonidos y pasear por el bosque siguiendo las huellas de animales. El espacio cuenta, además,con un miniplanetario y un lugar para comprender ’in situ’ qué es un eclipse solar.

Empresas tecnológicas

Entre los proyectos de Eureka! se encuentra renovar la planta de simuladores, de gran aceptación entre los jóvenes así como ampliar la oferta relacionada con las ciencias de la vida, con especial interés en el cerebro y el cuerpo humanos. Para ello, aprovechando que está en el Parque Tecnológico de Miramón, que acoge a empresas punteras en la materia, el museo pretende reforzar su carácter divulgador en materia científica, ofreciendo este espacio para que las empresas presenten sus logros y últimos avances.

Asimismo, Eureka! ampliará su oferta como recurso vacacional dentro del apoyo a la conciliación de la vida laboral y familiar, ofreciendo ’vacaciones científicas’ para los niños en también en verano.

Durante sus diez años de vida, Kutxaespacio ha dado cabida a eventos como el seguimiento, en 1998, del eclipse total del sol, en colaboración con Aranzadi, que congregó a 3.000 personas y fue la puesta de largo del futuro museo. O la visita de científicos de máximo nivel, como Josefina Castellví, microbióloga en la Antártida.