El Parque Científico y Tecnológico de Bizkaia cierra su 35 aniversario con 276 empresas que emplean a 10.644 personas

  • Las empresas asentadas en el Parque Científico y Tecnológico de Bizkaia son líderes en sectores como aeronáutica, automoción, electrónica, energía, medio ambiente, ingeniería, medicina y biociencias o  tecnologías de la información
  • Próximamente se extenderá al municipio de Abanto-Zierbena, donde hace tres años se iniciaron las obras del futuro Parque Tecnológico de Ezkerraldea-Meatzaldea

El Parque Científico y Tecnológico de Bizkaia ha cerrado hoy la conmemoración de su 35 aniversario en un momento en el que acoge en sus instalaciones a un total de 276 empresas y agentes de I+D, que en 2020 tuvieron  una facturación conjunta de 3.310 millones de euros e invirtieron en conjunto 329 millones en actividades de I+D. Estas compañías emplean a 10.644 personas, de las cuales el 7% ostenta un doctorado, el 57% un título universitario, y el 20% son menores de 30 años.

En el acto de cierre de las actividades que arrancaron en otoño de 2020 han participado Arantxa Tapia, consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente y Estibaliz Hernáez, presidenta de la Red de Parques Tecnológicos de Euskadi. Además, entre otras autoridades, han estado presentes en el evento Unai Rementeria, Diputado General de Bizkaia, y Ana Otaduy, Presidenta de las Juntas Generales de Bizkaia.

Las empresas asentadas en el Parque Científico y Tecnológico de Bizkaia son líderes  en sectores considerados estratégicos en el Plan de Ciencia, Tecnología e Innovación 2020 del Gobierno Vasco, como los de aeronáutica, automoción, electrónica, energía, medio ambiente, ingeniería, medicina y biociencias o  tecnologías de la información. También es importante la presencia en el Parque de  clústeres y asociaciones empresariales, universidades y centros de formación,  Centros de Investigación Básica y de Excelencia (BERC), agentes de apoyo a la innovación y a la incubación, centros de apoyo al talento, centros de fabricación avanzada, así como corporaciones y centros tecnológicos.

En la actualidad, la Sociedad Parque Tecnológico S.A. es una empresa pública  adscrita al Departamento de Desarrollo Económico y Medio Ambiente del Gobierno Vasco, y participada por la Sociedad para la Transformación Competitiva -Spri  (67,26%); la Diputación Foral de Bizkaia (18,02%); la empresa foral Azpiegiturak  (11,82%); la Universidad del País Vasco-Euskal  Herriko Unibertsitatea (2,62%); y el Ayuntamiento de Zamudio (0,28%).

El Parque Científico y Tecnológico de Bizkaia forma parte de la Red de Parques  Tecnológicos de Euskadi, un ecosistema de talento y conocimiento que concentra la apuesta por dar a la innovación y la internacionalización papeles protagonistas en la política industrial vasca. La Red, consolidada ya como el agente vertebrador de la transferencia de I+D al tejido empresarial, acoge 580 empresas repartidas en tres parques (Álava, Bizkaia y Gipuzkoa), que emplean a 19.472 profesionales, facturan 5.361 millones de euros y representan el 37% del gasto total en I+D en Euskadi. Junto a las compañías trabajan las tres universidades vascas, los centros de  investigación básica y excelencia (Basque Excellence Reserarch Centres-BERC), incubadoras, centros tecnológicos, clústeres y asociaciones profesionales.

Un año de aniversario

La celebración del 35º aniversario del Parque Científico y Tecnológico de Bizkaia se ha visto mediatizada por la situación generada por la COVID-19, que ha obligado a replantear y adecuar las posibles actuaciones a la nueva normativa. Durante el último año se ha organizado una serie de acciones, que han culminado hoy con el acto del 35º aniversario, coincidiendo además con la celebración ayer jueves, 21 de octubre, en Zamudio de la XIX Conferencia Internacional de la Asociación de Parques Científicos y Tecnológicos de España (APTE) en la que representantes de los parques científicos y tecnológicos han abordado sus desafíos de futuro bajo el lema: “Integrando los ODS: hacia unos parques más sostenibles”.

El objetivo principal de todas estas acciones ha sido poner en valor la misión, visión y valores del Parque. Asimismo, se ha publicado el libro “Historia del Parque Científico y Tecnológico de Bizkaia: 35 años apoyando la tecnología y la innovación en el País Vasco” sobre la historia de estos 35 años del Parque. En el libro se ofrece la historia del Parque desde su creación hasta nuestros días, examinando su contribución a los fines y objetivos de las políticas científico tecnológicas del Gobierno Vasco; su actividad como infraestructura de calidad para el desarrollo empresarial; su modelo de gobernanza y gestión y los efectos, resultados e impacto sobre la promoción de la actividad empresarial y la innovación.

Y se ha llevado a cabo una exposición itinerante que ha recorrido diferentes localidades en las que está presente el Parque como Zamudio, Derio, Leioa, Abanto y también ha visitado Bilbao. La exposición ha puesto en valor y ha acercado a la población una infraestructura que ha desempeñado un papel muy relevante para el desarrollo económico de Bizkaia y de Euskadi, pero que no ha limitado su papel a la creación de riqueza y empleo, sino que al mismo tiempo ha constituido una referencia como polo de innovación y desarrollo de la tecnología y del talento.

Capacidad de atracción de talento

El Parque nació en 1985 en el marco de una profunda crisis y el proceso de reconversión que atravesaba la industria tradicional. En ese escenario las instituciones públicas vascas apostaron por dar un giro radical en el modelo empresarial: en el entorno entonces rural de Zamudio, promover un complejo donde instalar empresas de tecnología avanzada. De este modo nació el Parque Tecnológico de Bizkaia, que fue precursor en su género y que ha cerrado hoy los actos de  su 35º aniversario.

Fue un 30 de septiembre de 1985 cuando se fundó formalmente la Sociedad Parque Tecnológico-Teknologi Elkartegia, S.A., empresa pública de derecho privado constituida por la agencia de desarrollo del Gobierno Vasco (SPRI), como accionista mayoritario, la Diputación Foral de Bizkaia y el Ayuntamiento de Zamudio. Su objetivo: estimular y promover la iniciativa industrial mediante la construcción de un complejo donde se instalarían empresas de tecnología avanzada.

Desde su inauguración, el Parque se ha convertido en un referente, y no sólo por su carácter pionero -fue el primero en su género abierto en el Estado-, sino por su capacidad de atracción de talento. A lo largo de tres décadas y media se ha convertido en un polo de innovación y desarrollo tecnológico de primera magnitud, incluyendo sectores relativamente nuevos, pero ya fundamentales, como los relacionados con la industria 4.0.

En una primera etapa, el Parque Tecnológico destinó la mayor parte de sus recursos a promover el desarrollo inmobiliario y de infraestructuras tecnológicas que hicieran posible crear un entorno competitivo para el asentamiento empresarial y el desarrollo de labores de I+D. En 1988 se colocó la primera piedra, y en los dos años siguientes comenzaron a operar los tres primeros edificios. Las nuevas promociones se intensifican a partir de 1993, año en que se proyecta su ampliación a terrenos pertenecientes a Derio, lo que llevaría a optar por el cambio de denominación: Parque Tecnológico de Bizkaia.

Sus instalaciones se extienden también al municipio de Leioa, con la creación del Parque Científico de la EHU/UPV, inaugurado en 2016. Es en esta etapa cuando pasa a denominarse Parque Científico y Tecnológico de Bizkaia, su denominación actual, y cuando se crean las plataformas de investigación y centros de excelencia (BERCs).

El Parque Científico y Tecnológico va a seguir creciendo con la creación de nuevos campus. En breve se extenderá al municipio de Abanto-Zierbena, donde hace tres años se iniciaron las obras del futuro Parque Tecnológico de Ezkerraldea-Meatzaldea, una nueva apuesta de las instituciones para dinamizar en este caso las comarcas de la Margen Izquierda y Zona Minera con actividades ligadas a la transición energética con el Energy Intelligent Center (EIC) y la industria 4.0, la denominada Cuarta Revolución Industrial.