Elkargi consolida 4 años de crecimiento por encima del 20% y hace realidad su apuesta por soluciones financieras pensando en las empresas

En 2022 Elkargi ha financiado casi 3.700 operaciones por valor de 455 millones de euros, un crecimiento del 23% respecto al ejercicio anterior

Consolida su crecimiento, a través de la diversificación de soluciones para mediana y gran empresa en crecimiento, con cerca de 100 millones de financiación

Impulsa, con especial éxito en Gipuzkoa, financiación para startups, con hasta 7 millones a través del programa `Aurrera´ del Gobierno Vasco

Casi el 55% del importe correspondiente a más de 3.700 operaciones de financiación, ha sido destinado para proyectos de inversión

Durante el pasado 2022, Elkargi ha financiado operaciones por más de 455 millones de euros, lo que significa un crecimiento del 23% respecto al ejercicio anterior con casi 3.700 operaciones registradas. Una cifra nunca antes alcanzada por esta entidad, si no fuese como respuesta a una crisis, como han podido ser la reciente pandemia de 2020 o la crisis financiera del 2009.

Esta cifra es imagen de una entidad renovada y que trabaja en la mejora de su competitividad y que, como en cualquier empresa, debe continuar. Elkargi consolida su sostenido crecimiento y desarrolla nuevos productos, a través de las diferentes soluciones financieras que ha puesto en el mercado, a la medida de empresas de todos los tamaños y sectores.

Elkargi ha colaborado en la financiación de cerca de 100 millones de euros para empresas grandes y medianas en crecimiento, poniendo a la empresa en el centro de la decisión. En los últimos años, Elkargi ha desarrollado acuerdos de colaboración con entidades de la talla del Banco Europeo de Inversiones, ICO, Cofides (para proyectos de internacionalización), Sepides o a través de FINdustria, producto mediante el cual se apoya financieramente a empresas a través del `sale & lease-back´.

En palabras de su presidente, Josu Sánchez, “esto requiere de un empeño especial por parte de todos los profesionales de Elkargi, porque el futuro pasa por incorporar y ofrecer a nuestros socios productos y servicios financieros innovadores y complementarios que nos permitan aportar aún más valor al tejido empresarial y llegar a todos los tamaños de empresas con soluciones a medida”.

Además, el director general, Zenón Vázquez Irizar, ha añadido que “queremos ser un hub financiero al que las empresas se acerquen para buscar soluciones a sus preocupaciones financieras, tenemos mucho que aportar y nos debemos a nuestras empresas”. La apuesta constante por la diversificación en productos y servicios de valor añadido financiero “ayuda a reforzar la estructura financiera de nuestros socios y a incorporar herramientas que les permitan mejorar su gestión económico-financiera, uno de los grandes retos de las empresas del país”, ha concluido Vázquez Irizar.

Inversión dirigida a todos los sectores y a todo tipo de empresas, más allá de la pyme

Elkargi ha avanzado también en su apuesta por la financiación a los profesionales autónomos, emprendedores y startups. Durante 2022, se han canalizado cerca de 7 millones de euros a empresas de nueva creación y base tecnológica, con tickets medios de unos 140.000€. En palabras de Zenón Vázquez Irizar, “les apoyamos desde el ámbito financiero y también en identificar sus necesidades, ayudándoles a profesionalizar su función financiera, así como en la búsqueda de la financiación necesaria; llegado el caso, participando en rondas de financiación”.

Esta proximidad con la innovación, está alineada con la decidida apuesta por  programas como  el programa de apoyo al emprendimiento industrial (PAEI), con fondos Next EU, a través del cual, Elkargi ha financiado cerca de 80 millones de euros, o su fondo de innovación, financiación alternativa y a tipo fijo, ambos dirigidos a pymes. Como resultado, y durante el pasado año, Elkargi ha apoyado 100 proyectos de base completamente innovadora por un importe que roza los 30 millones de euros. Además, y en el marco de los proyectos estratégicos para la recuperación y transformación de la economía (PERTE), se han financiado 45 operaciones por un importe cercano a los 15 millones de euros, destinadas exclusivamente a financiar el vehículo eléctrico y conectado (VEC).

Cabe mencionar la apertura de Elkargi a reforzar su financiación a sectores como el cultural, gracias a su colaboración con la asociación de productoras vascas Ibaia para impulsar a la industria cinematográfica y audiovisual, que vive tiempos de crecimiento y una cifra “récord” destinada a actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento.

Del total de los 455 millones de euros financiados para 3.700 operaciones en 2022, el 53% se han destinado a la inversión, con un crecimiento de 12 puntos respecto al ejercicio de 2021. Este porcentaje, está por encima del peso relativo medio que la inversión tiene en los más de 1700 millones de euros de financiación que Elkargi mantiene en vigor. Una cifra que confirma la fortaleza del tejido empresarial del país pese a la difícil coyuntura de costes energéticos, subidas de tipos o guerra en Ucrania y que impactan, directamente, en la evolución macro económica.

El resto de la financiación ha ido destinada a atender necesidades de circulante con casi 100 millones de euros y una clara reducción de su peso relativo en el año, tras los dos anteriores ejercicios con gran inyección de liquidez, así como al otorgamiento de avales técnicos para el cumplimiento de contratos ante terceros.

Soluciones financieras con valores

Tras dos años de intensa actividad con los préstamos covid, las empresas que durante este año se han acogido a la posibilidad de novación de sus préstamos, han sido 527 por un importe algo superior a los 52 millones de euros. Con todo, Elkargi ha experimentado un descenso de su tasa de morosidad, por debajo de la media del sistema financiero.

Desde la nueva Elkargi se quiere promover un cambio cultural en la gestión económico-financiera del conjunto del tejido empresarial. Un cambio orientado a una mejor preparación de sus 22.700 empresas socias para que puedan hacer frente, sea cual sea su tamaño, y con mayores garantías, a un futuro que apunta incierto.