Entrevista: Marta de la Cruz, Analista de Ciberseguridad de CounterCraft

La empresa CounterCraft, con oficinas en Londres, Madrid y California, tiene su sede central en el Parque Científico y Tecnológico de Gipuzkoa, desarrolla su actividad en el campo de la ciberseguridad, un sector que, para muchos, se está convirtiendo en una de las mayores amenazas del siglo XXI. Conversamos con la analista de ciberseguridad Marta de la Cruz para conocer más en profundidad el trabajo que desarrollan desde la empresa.

Entrevista11.- CounterCraft centra su trabajo en el campo de la ciberseguridad. Oímos hablar mucho de este término, pero ¿Cómo podemos definirlo?

Ciberseguridad es un concepto muy amplio, pero en términos generales podemos definirlo como la aplicación de mecanismos de seguridad para proteger activos de información, así como las infraestructuras dónde se almacenan y se procesan.

Tradicionalmente, la ciberseguridad se ha basado en la aplicación de técnicas de defensa, es decir, en poner todas las medidas posibles para evitar que un atacante penetre en nuestra red.  En CounterCraft aportamos algo distinto y novedoso a la seguridad tradicional llamado Deception Technology, una tecnología pionera que protege a las grandes empresas poniendo trampas y señuelos para manipular a los adversarios haciéndoles creer que están accediendo a información valiosa, lo que nos permite poder conocer sus intenciones y neutralizar sus ataques futuros. En definitiva, es una tecnología que va más allá de poner barreras a los atacantes; interactúa con el atacante para analizarlo y manipularlo, hacer así defensa activa.

2.- ¿Qué servicios y soluciones ofrecen desde la empresa?

En CounterCraft ofrecemos una solución que automatiza la creación de campañas de contrainteligencia utilizando técnicas y herramientas de engaño para detectar, descubrir y manipular a los adversarios. Hemos diseñado un producto que despliega máquinas, servidores y diferentes tipos de trampas que atraen y manipulan al enemigo para mantenerle en nuestras redes falsas durante el mayor tiempo posible y estudiar así sus movimientos. De este modo podemos conocer qué herramientas utiliza y cuáles son sus objetivos. Es decir, el adversario cree que está robando información valiosa cuándo en realidad está siendo manipulado y espiado. Con estas técnicas no solo conseguimos hacerle perder el tiempo y neutralizar del ataque, sino que también estamos obteniendo datos muy importantes sobre el incidente para luego poder implementar las mejores medidas de protección.

3.- ¿Están preparadas las empresas para resistir estos ciberataques? ¿Se le da la importancia que realmente tiene?

El gran problema está entre las medianas y pequeñas empresas ya que normalmente no ven el beneficio de invertir en ciberseguridad hasta que son víctimas de un ataque. Con los últimos acontecimientos las medianas empresas se están concienciando mucho más pero aún queda mucho camino por recorrer. Las grandes compañías deben ser conscientes de que están recibiendo ataques continuos y de que, si son el objetivo de un adversario, éste no cesará hasta conseguir penetrar en su red.

4.- Es la única mujer ingeniera de su empresa en Gipuzkoa…

Es cierto que es un campo en el que, a día de hoy, encontramos más hombres que mujeres, pero eso es algo que poco a poco está cambiando ya que cada vez somos más las que nos interesamos por carreras de ámbito tecnológico. De todos modos, independientemente del género, uno de los mayores problemas a los que nos enfrentamos es encontrar personal cualificado en ciberseguridad. Se trata de un área que está creciendo a un ritmo vertiginoso y en el que es muy complicado encontrar personal cualificado y con experiencia. CounterCraft apuesta por el talento y la diversidad. El equipo del Parque está formado por gente local y de diferentes sitios de España, UK y Rumanía. Además tenemos más compañeros en Londres, Madrid y California.

5.- CounterCraft tiene oficinas en Londres, Madrid y California, tiene su sede en Parque Científico y Tecnológico de Gipuzkoa. ¿Qué le aporta trabajar en esta ubicación?

Euskadi siempre ha sido uno de los referentes en ciberseguridad y, con el paso de tiempo, cada vez gana más fuerza en el panorama nacional e internacional. Desde San Sebastián se está realizando una gran apuesta en este campo con iniciativas como Basque CyberSecurity Centre, por lo que poder trabajar aquí es un privilegio. Por otro lado, tener oficinas en otros lugares nos permite internacionalizarnos; la oficina en Londres, por ejemplo, nos permite abordar el mercado europeo.