GAIA apuesta por incluir criterios ambientales en los procesos de contratación pública

El Cluster vasco ha organizado una jornada y colaborado en la realización de un taller para dar a conocer el marco legal y los beneficios de este tipo de contratación pública ‘verde’. La jornada se enmarca dentro del proyecto europeo PrymeEnergyIT, un consorcio internacional que trabaja para el desarrollo de un mercado basado en tecnologías e indraestructuras sostenibles. Los beneficios para la contratación pública verde son, entre otros, la reducción de las emisiones de carbono, de la presión sobre el medio ambiente y el uso más sostenible de los recursos naturales.

El Cluster de Electrónica, Informática y Telecomunicaciones del País Vasco, GAIA-Cluster TEIC ha organizado la Jornada “Compra y Contratación Pública Verde” celebrada en el Parque Tecnológico de Zamudio (Bizkaia), de cara al fomento de un desarrollo sostenible mediante la inclusión de criterios ambientales y sociales en los procesos de contratación pública.

Este encuentro, que ha contado con la participación de PQC, Bakeaz y Emaus Fundación Social, se enmarca dentro del proyecto europeo PrymeEnergyIT, un consorcio de empresas e instituciones internacional que promueve el desarrollo de un mercado basado en tecnologías e infraestructuras sostenibles. En la jornada han participado personal político y técnico de ayuntamientos, mancomunidades u otras administraciones y Sociedades Públicas; empresas y proveedores de la administración Pública; y empresas de consultoría ambiental o de procesos de agenda local 21.

Para completar las acciones de promoción del proyecto PrymeEnergyIT, GAIA-Cluster TEIC también ha colaborado, junto con el Gobierno Vasco e Ihobe, en la realización del Taller de Trabajo dirigidos a Proveedores de Administraciones Públicas. Bajo el título “Compra y Contratación Pública Verde: Clientes que exigen Verde”, se han expuesto las peculiaridades de la legislación reguladora y las medidas para incorporar en estas licitaciones cláusulas ambientales.

El objetivo final de este tipo de iniciativas es conseguir que las autoridades públicas europeas tengan en cuenta criterios éticos, sociales y ambientales en sus licitaciones de bienes y servicios. Este tipo de acciones repercuten positivamente en la economía, según los representantes de PrymeEnergyIT, ya que todos los bienes y servicios tienen un impacto en el medio ambiente durante el ciclo de extracción, producción, utilización y desecho.

En opinión de Begoña Benito, responsable de Tecnología Hardware de GAIA “las autoridades públicas en la UE son responsables del modo en que utilizan su capacidad de gasto y tienen que liderar el cambio hacia modelos de producción y consumo más sostenibles y tecnologías más ecológicas”. Algunos de los beneficios que se señalan para la contratación pública verde son: la reducción de las emisiones de carbono, la reducción de la presión sobre el medio ambiente; y la contribución a un uso más sostenible de los recursos naturales.

Si tenemos en cuenta que cada año las compras de las instituciones públicas representan entre el 16 y el 18% de PIB a escala europea y el 17 % del PIB en España, la implantación de este tipo de criterios supondrá un beneficio considerable.

Por consiguiente, la Comisión Europea, junto con todas las partes interesadas, ha establecido criterios comunes de contratación pública verde para 10 productos y servicios. Estos son: equipos informáticos, obras de construcción, textiles, alimentación, limpieza, jardinería, mobiliario, electricidad, papel y transporte.