Guillermo de la Dehesa analiza ante los empresarios vascos la actual situación económico-financiera internacional en el desayuno-coloquio organizado por ELKARGI en San Sebastián

 

La actual situación económica y financiera internacional, sus escenarios y posibles alternativas, ha sido el tema en el que se ha centrado la conferencia pronunciada hoy, 25 de noviembre, por Guillermo de la Dehesa en el transcurso del desayuno-coloquio organizado por ELKARGI, S.G.R. en el Hotel de Londres de San Sebastián, en el que han estado presentes cerca de 200 representantes del mundo empresarial, financiero e institucional vasco.

 

Los participantes han podido conocer las opiniones del ponente en un momento especialmente complejo e incierto, caracterizado por la inestabilidad de los mercados, la situación en Grecia e Italia, los problemas con la deuda soberana de algunos países, así como el frenazo y descenso generalizado de las expectativas de crecimiento en la práctica totalidad de las economías mundiales. Guillermo de la Dehesa, que fue Secretario de Estado de Economía, es en la actualidad -entre otros cargos-, Miembro del Consejo Ejecutivo de la Cámara de Comercio Internacional en París, Presidente del Centre for Economic Policy Research de Londres, miembro del Group of Thirty (G30) en Washington, Presidente del Observatorio del Banco Central Europeo en Madrid y Experto Monetario del Comité Económico y Monetario del Parlamento Europeo.

Área monetaria no óptima

Tras la presentación del ponente por parte del Presidente de ELKARGI, Victoriano Susperregui, Guillermo de la Dehesa ha iniciado su intervención valorando la actual situación, a la que se ha referido afirmando que “la marea sigue subiendo y las reacciones siguen siendo inadecuadas”. Ha recordado que el origen de algunos de los problemas actuales se remonta a principios de los años 90, cuando se creó una Unión Monetaria dentro de la Unión Económica. “Ya entonces se puso de manifiesto que Europa no es un área monetaria óptima. Ante esa situación, solo hubiera cabido la unión fiscal, un presupuesto de al menos el 20% del PIB europeo capaz de intervenir ante algún problema o un Banco Central que actuara de prestamista en última instancia. Pero nada de eso se tuvo en cuenta”.

Guillermo de la Dehesa ha sido muy crítico con la actuación llevada a cabo por las autoridades europeas con Grecia, que en su opinión ha sido inadecuada, ya que “en lugar de rescatar han dado la puntilla. Cada vez que se reúnen empeoran la situación”.

Asimismo se ha referido a la reunión mantenida ayer por los máximos responsables de Francia, Alemania e Italia, “en la que se dijo no a los euro bonos, no al Banco Central como prestamista y sí a iniciar un proceso de unión fiscal, sin decir aún como hacerlo”. En su opinión, gran parte de los problemas actuales en Europa se sustentan en dos bases erróneas, la primera referida a una hipotética indisciplina fiscal de los países del sur, “cuando es conocido que sólo Grecia tiene ese problema” y la segunda con un miedo infundado a que una intervención masiva del Banco Central Europeo provocaría inflación, “y eso es totalmente falso, ante expectativas de recesión en Estados Unidos la Reserva Federal lo viene haciendo, y no ha pasado nada”.

Situación difícil

A su juicio estamos en una situación muy difícil y “el único que puede salvarla es el Banco Central Europeo, y que puede sacarnos del camino de la recesión”. En su opinión estamos atados de manos, con una situación en la que abundan las incongruencias, y además “hemos ido creando incertidumbre cada vez que se reúne el Consejo Europeo, y ante la incertidumbre los inversores tienden a perder racionalidad, tienen comportamientos de manada, pierden la confianza y pasan a desconfiar. No hay términos medios: o confianza total o desconfianza total”.

Se ha referido también a las previsiones de crecimiento realizadas por la Comisión Europea. España crecerá el 0,7% en 2012, con una bajada del 1% en la demanda interna y una subida del 1,8% en la demanda externa. Alemania crecerá solo el 0,8% y la Zona Euro el 0,5%. “Por lo tanto va a seguir la incertidumbre. Se dice qué se va a hacer, pero no cuándo se va a hacer. Seguimos con los fallos de diseño de la Zona Euro. No sabemos en qué va a consistir esa mayor integración fiscal de la que se está hablando”.

Ha añadido que con un mercado de eurobonos no habría posibilidades de ataques por parte de especuladores, dadas las dimensiones del mismo. “Pero parece que esa opción de los eurobonos, por ahora, no sale adelante”. Para Guillermo de la Dehesa la solución pasaría, ante el peligro de una posible recesión, porque el BCE compre masivamente bonos, lo que redundaría en una bajada de los tipos de interés y en un frenazo a esa posible recesión. “Esperemos por tanto que el Banco Central Europeo tenga la sabiduría de intervenir cuando sea necesario”.

Por último, se ha referido a la situación de España, y en concreto de las tasas de desempleo. A su juicio, es inconcebible que no se haya hecho una reforma laboral y la regulación de la negociación colectiva. “Los agentes sociales debieran compartir la incongruencia de duplicar la tasa de paro del reo de Europa en cada recesión, con un coste social y presupuestario elevadísimo”.