Los subtipos de enfermedad del hígado graso no alcohólico muestran distintos perfiles de riesgo cardiovascular

Una investigación publicada en Hepatology concluye que la enfermedad del hígado graso no alcohólico surge a través de diferentes alteraciones en el metabolismo lipídico hepático, lo que abre la puerta al desarrollo de tratamientos más personalizados

El trabajo ha sido desarrollado por un equipo internacional de investigadores, liderado por José María Mato en CIC bioGUNE

La enfermedad del hígado graso no alcohólico (EHGNA), una enfermedad que afecta aproximadamente a una cuarta parte de la población adulta mundial, refleja un metabolismo lipídico hepático disfuncional. Un equipo internacional de investigadores, liderado por José María Mato en CIC bioGUNE-BRTA, ha descubierto la existencia de tres subtipos de EHGNA con diferentes fenotipos lipidómicos y riesgo de enfermedad cardiovascular.

El estudio se publica en línea en Hepatology y se puede acceder a través de este enlace (http://doi.org/10.1002/hep.32427).

El equipo que ha llevado a cabo esta publicación, cuyos primeros autores son Ibon Martínez Arranz, Chiara Bruzzone y Mazen Noureddin, pertenece a entidades investigadoras como OWL Metabolomics, CIC bioGUNE-BRTA, CIBEREHD, Cedars-Sinai Medical Center, Washington University School of Medicine, Biodonostia Research Institute, Charles University, Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, Saaland University, Medical University of Warsaw, Netherlands Organization of Applied Scientific Research, Universidad de Alcalá, Galmed Pharmaceuticals, Hospital Universitario de Valladolid, University of Florida y University of Newcastle. Este equipo multidisciplinar examinó si la enfermedad del hígado graso no alcohólico podría subclasificarse en diferentes subtipos de acuerdo con sus firmas lipidómicas séricas.

Los investigadores analizaron los lipidomas séricos de una cohorte internacional de 1.154 individuos con enfermedad del hígado graso no alcohólico comprobada por biopsia. Las firmas metabolómicas identifican tres subtipos de enfermedad del hígado graso no alcohólico (A, B y C), independientemente de la gravedad histológica de la enfermedad. Los subtipos de enfermedad del hígado graso no alcohólico muestran distintas tasas de secreción de lipoproteínas de muy baja densidad, siendo las más bajas en el subtipo A. Además, estas firmas se alinean con la enfermedad cardiovascular conocida y los factores de riesgo genéticos con el subtipo A que exhibe un perfil de riesgo de enfermedad cardiovascular más bajo. Esto puede explicar la variación en los resultados hepáticos frente a los cardiovasculares, ofreciendo una estratificación del riesgo novedosa y clínicamente relevante.

«En esta publicación demostramos que la enfermedad del hígado graso no alcohólico surge a través de diferentes alteraciones en el metabolismo lipídico hepático, lo que abre la puerta al desarrollo de tratamientos más personalizados», ha señalado José Mato.

Otros autores del trabajo han sido Cristina Alonso, Nicholas Davidson, Oscar Millet, Quentin Anstee, Shelly Lu, Marco Arrese, Kenneth Cusi, Javier Crespo, Jesús Banales, Manuel Romero, Elisabetta Bugianesi, Radan Bruha y Robert Kleemann.