Spri cambia de nombre para denominarse “Sociedad para la Transformación Competitiva”

La modificación, que mantiene el acrónimo ‘SPRI’, será efectiva con la próxima aprobación de la Ley de Presupuestos en el Parlamento Vasco

El Consejo de Administración de SPRI ha aprobado el cambio de denominación de esta Sociedad Pública dependiente del Departamento de Industria, Innovación, Comercio y Turismo del Gobierno Vasco, que aunque mantendrá el acrónimo actual ‘SPRI’ como marca consolidada y de prestigio, pasará a llamarse ‘Sociedad para la Transformación Competitiva – Lehia Eraldatzeko Sozietatea, S.A.’ en vez de como hasta la fecha ‘Sociedad para la Promoción y Reconversión Industrial’.

El cambio de nombre será oficial una vez se apruebe en el Parlamento Vasco la Ley de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma Vasca de Euskadi para el 2011, en la que se incluye un artículo en tal sentido. Además, se amplía el objeto social de la Sociedad para incluir la posibilidad de realizar acciones de promoción en los sectores del comercio y del turismo. Será una modificación muy pequeña ya que conceptualmente, las actividades a realizar serán las mismas pero ampliadas a más sectores empresariales, y no solo a los de carácter industrial.

El nombre actual era plenamente vigente en los años 80, cuando se precisaba una reconversión industrial. La situación actual es diferente, y no sirve ya con ‘reconvertir’ (‘hacer para que vuelva a su situación anterior’). Las empresas deben salir de la crisis transformadas ya que el entorno para competir es distinto.

La situación actual es, efectivamente, diferente y requiere actuaciones diferentes. Así, el papel que tiene que desempeñar SPRI debe ser el ayudar a la transformación de nuestras empresas de acuerdo a los ejes estratégicos del Plan de Competitividad 2010-2013 establecidos por el Departamento de Industria, Innovación, Comercio y Turismo. De hecho, dicho Plan despliega estos ejes estratégicos en 99 acciones concretas en programas y servicios, de los cuales SPRI actúa en 63.

Concretamente, para dar respuesta a estas nuevas necesidades, el Grupo SPRI está tomando medidas y adaptando la organización para enfocar su actividad aún más a las necesidades de cliente, optimizando sus procesos y ajustando su presupuesto. Ya se ha iniciado el camino y desarrollado múltiples avances, como por ejemplo:

Estrategia Resiste: Se ha colaborado en su diseño e implementación, que en su versión para Grupos empresariales ha dado apoyo hasta la fecha a 74 grupos empresariales donde se encuadran 621 sociedades con 35.500 trabajadores y su versión para micropymes atenderá este año previsiblemente a unas 400 empresas. Además se han desarrollado varios Renoves para estimular la demanda en sectores con problemas.
Estrategia Compite: Se han aumentado las actividades de internacionalización, se ha creado el área de atracción de inversiones- Invest in Basque Country, se ha desarrollado un proyecto interdepartamental de apoyo al Emprendimiento, y se ha implicado a unos 49 agentes de competitividad en la red Innovanet para la difusión y promoción de acciones de mejora competitiva entre las PYMES, entre otras actividades.
Estrategia Lidera: además de continuar con el soporte a las estrategias Bio y Nano, se está trabajando en apoyar los proyectos de coche eléctrico y ‘smart grids’ entre otras.
Infraestructuras: a pesar de la crisis se ha mantenido la inversión como actividad anticíclica, gracias a nuevos sistemas de financiación público-privada como en Galarreta, Galdakao o Güeñes.