El Parque Tecnológico de Álava se convierte en banco de pruebas con placas solares flotantes

Una estructura situada sobre una balsa de riego del Parque se convierte en la primera instalación de energía fotovoltaica flotante en Euskadi

El Parque Tecnológico de Álava acoge la que es la primera instalación de generación de energía fotovoltaica flotante de Euskadi, la cual ya se encuentra operativa en la balsa de riego del propio Parque, concretamente se trata de un reservorio que se utiliza para el mantenimiento de las zonas de jardines, de 150 metros de longitud por 60 metros de ancho.

Este prototipo ha sido presentado por la empresa Emica Solar, y se utilizará desde la balsa instalada en el Parque Tecnológico de Álava para el testeo de montaje u operaciones entre otros.

Los 32 paneles solares, que ocupan una superficie de 138 metros cuadrados con una capacidad de 11kWp, se asientan sobre una plataforma flotante con una gran estabilidad debida a su diseño, el cual está inspirado en los conocidos como “trimarán”, un tipo de barco que ofrece una mayor estabilidad ante diversas inclemencias meteorológicas además de tener un menor contacto con el agua lo cual reduce la evaporación, los costes de mantenimiento y la afección sobre la fauna y la flora.

Además de la obtención de energía fotovoltaica, las pruebas que se realicen en el Parque permitirán analizar diversos factores evolutivos; pH, oxigeno temperatura, etc.