OWL presenta una nueva solución de diagnóstico no invasivo para pacientes con riesgo de sufrir enfermedades hepáticas graves

La empresa biotecnológica vasca ha desarrollado un test que identifica a los pacientes con esteatohepatitis no alcohólica con mayor probabilidad de sufrir cirrosis o cáncer hepático

La firma ha presentado esta tecnología en el congreso científico The Digital International Liver Congress 2020

La empresa biotecnológica vasca ha desarrollado un test que identifica a los pacientes con esteatohepatitis no alcohólica con mayor probabilidad de sufrir cirrosis o cáncer hepático.

La tecnología, denominación OWLiverF2+, consiste en un test basado en metabolómica que, mediante una simple muestra de plasma sanguíneo, permite detectar casos de fibrosis significativa en pacientes con NASH, una circunstancia que puede evolucionar a enfermedades más graves del hígado como la cirrosis o el cáncer.

“NASH, enfermedad del hígado graso no alcohólico en el que además de grasa hay inflamación y lesión hepática, tiene una prevalencia del 3% en adultos. Se calcula, además, que un 20% de pacientes NASH desarrollan cirrosis al cabo de 10 años y, de ellos, una cuarta parte puede sufrir un carcinoma hepatocelular. Por este motivo, conseguir diagnosticar precozmente a aquellos pacientes con peor pronostico es clave, para evitar su progresión”, asegura el Dr. Pablo Ortiz, CSO de OWL.

La solución presenta una elevada exactitud diagnóstica y ofrece una información muy completa del estado del hígado graso, ya que pone de manifiesto la existencia de grasa, la presencia o no de esteatohepatitis y de si la formación de fibrosis es ya significativa.

Otra de sus ventajas es que se trata de una prueba no invasiva, para la que solo es necesaria una extracción de sanguínea, frente al procedimiento estándar actual, que implica la realización de biopsias. Además, las características de este procedimiento hacen que pueda ser efectuado en cortos intervalos de tiempo y permite detectar eficazmente la progresión de la enfermedad si se produce.

Esta tecnología ha sido desarrollada gracias al profundo conocimiento de OWL en el campo de la metabolómica y el hígado graso, que le ha permitido desarrollar el sistema OWLiverF2+, presentado como MASEF (Metabolomics-Advanced StEatohepatits Fibrosis Score) score en The Digital ILC 2020.