CIC energiGUNE avanza en el desarrollo de electrolitos orgánicos para baterías de flujo-redox y prepara ya el proceso de prototipado

El centro vasco ha presentado en Pilsen (República Checa), en el workshop del proyecto europeo HIGREEW que lidera para impulsar el diseño de baterías orgánicas de flujo, los logros alcanzados en la selección de materiales que puedan convertirse en alternativa asequible y sostenible a los más utilizados actualmente, como el vanadio

A través de esta iniciativa, CIC energiGUNE se posiciona como referente en el desarrollo de baterías de flujo redox acuosas de altas prestaciones basadas en electrolito orgánico, más limpias y capaces de integrar las energías renovables en el ámbito del almacenamiento

CIC energiGUNE, centro de investigación vasco referente en almacenamiento en baterías, soluciones de energía térmica e hidrógeno, y miembro de Basque Research &Technology Alliance-BRTA, ha presentado los avances alcanzados en el desarrollo de un electrolito orgánico para las baterías de flujo redox, que permitirán sustituir materiales más tóxicos y difíciles de obtener en Europa -como el vanadio- por componentes más asequibles, de mayores prestaciones y, sobre todo, más sostenibles. El anuncio se ha realizado en el marco del seminario sobre el “Papel crucial de las baterías de flujo-redox en la transición energética”, celebrado los días 2 y 3 de marzo en Pilsen (República Checa), como parte del proyecto europeo HIGREEW que lidera el centro vasco.

“El vanadio es un material escaso y de precio volátil, sujeto a condiciones geopolíticas”, ha asegurado Eduardo Sánchez, investigador de CIC energiGUNE que ha presentado el trabajo a los asistentes al workshop de HIGREEW. “Nuestra investigación ha consistido en desarrollar materiales orgánicos e integrarlos en el electrolito, para presentar una alternativa sostenible, más económica y de mayores prestaciones para las baterías de flujo redox”.

La labor de CIC energiGUNE ha incluido la identificación de los materiales orgánicos con mejores propiedades para su desempeño en baterías, tras llevar a cabo un planteamiento inicial con diferentes opciones de materiales activos. Así, las modificaciones propuestas en las instalaciones del centro vasco en el Parque Científico y Tecnológico de Álava han permitido conseguir baterías con altas densidades de energía y mejores prestaciones en términos de potencia, que permitirían alcanzar los objetivos de coste exigidos por la Unión Europea (0,05 €/kWh/ciclo).

Durante la presentación, Sánchez ha descrito el plan de desarrollo de electrolitos de alta eficiencia en pH neutro mediante la realización de ajustes en la formulación, que ha permitido obtener electrolitos con conductividades de hasta 0,3 S/cm, bajas viscosidades y que pueden operar en un amplio rango de temperaturas (0-45ºC). Asimismo, ha hecho un repaso de toda la labor de investigación realizada, desde el desarrollo y síntesis de materiales activos hasta la formulación de los electrolitos y su escalado.

Por último, el investigador de CIC energiGUNE ha puesto el foco en los resultados de rendimiento en celda y los requisitos para el escalado del electrolito. De esta manera, se han anunciado incluso los resultados de coste para la formulación a implementar en el prototipo del proyecto, que se instalará en La Plana (Zaragoza), en las instalaciones de Siemens Gamesa Renewable Energies.

HIGREEW y la transición energética

El proyecto europeo HIGREEW, que lidera CIC energiGUNE, tiene el objetivo de desarrollar un nuevo electrolito orgánico en base acuosa de bajo coste. El consorcio está formado por 10 entidades referentes en materiales, sistemas de almacenamiento y energías renovables: Gamesa Electric, Universidad Autónoma de Madrid, Centre National de la Recherche Scientifique, C-Tech Innovation Ltd,  University of West Bohemia New Technologies – Research Centre, Pinflow energy storage, Uniresearch, Siemens Gamesa Renewable Energy Innovation and Technology y Fraunhofer Institute for Chemical Technology. Asimismo, HIGREEW cuenta con una financiación del Programa Horizonte 2020 de la Comisión Europea de 3,78M€ para su ejecución entre noviembre 2019 y febrero 2023.

La jornada celebrada en Pilsen ha permitido acceder a información sobre las baterías de flujo redox, el almacenamiento de energía y su papel crucial en la transición energética, con especial atención a los electrolitos orgánicos. También se ha hablado de los aspectos técnicos de este tipo de baterías y la comparación con otras alternativas como el hidrógeno de gas natural o la tecnología Li-Ion.