Diálogos ASPEGI pone el foco en la brecha de género en puestos directivos en su séptima edición

El encuentro ha servido para reflexionar e intercambiar experiencias y conocimientos desde el punto de vista profesional de las ponentes invitadas.

Itziar Epalza, Directora General de la Red de Parques Tecnológicos de Euskadi, ha sido una de las protagonistas de los «Diálogos», donde ha destacado entre otras cuestiones que «tenemos que incorporar mujeres a cargos directivos, tiene que estar representada el 100% de la sociedad, eso nos enriquece y nos hace mucho mejores».

VER VIDEO DIÁLOGOS ASPEGI 2022

La Asociación de Empresarias y Profesionales de Gipuzkoa, ASPEGI, celebraba este miércoles 15 de junio a las 18:30h en el hotel Arima de Donostia-San Sebastián, una nueva edición, la séptima, de Diálogos ASPEGI, donde el eje motor del encuentro ha sido el Diálogo entre mujeres en puestos de decisión de las empresas.

Una charla protagonizada por cuatro mujeres que ostentan cargos de responsabilidad en empresas vascas y que han conversado acerca de la situación de la mujer en el mundo laboral, y de la dificultad con la que se encuentran a la hora de escalar puestos en las organizaciones.

Moderadas de manera excepcional por Elena Leiñena Mendizabal, directora para la igualdad en la UPV/EHU, las protagonistas de la jornada han sido Nerea Aranburu Eizmendi, consejera de la Real Sociedad de Fútbol, Maider Barahona Fernández, responsable del Área Legal y Empresa Familiar en OTEIC, Itziar Epalza Urkiaga, directora general de la Red de  Parques Tecnológicos de Euskadi, y Nerea Aranguren Achotegi, gerente del Centro Tecnológico IDEKO. Las cuatro han puesto sobre la mesa muchos temas relacionados con la situación de la mujer en puestos de decisión de las empresas.

Y es que «romper con los denominados techos de cristal cuesta”, ha afirmado Nerea Ibáñez, presidenta de ASPEGI, antes de comenzar el encuentro.

La directora de la Red de Parques Tecnológicos de Euskadi, Itziar Epalza, ha destacado durante los «Diálogos» que «tenemos que incorporar mujeres a cargos directivos, tiene que estar representada el 100% de la sociedad, eso nos enriquece y nos hace mucho mejores». Asimismo, durante otra de sus intervenciones, Epalza ha recordado que «de las 618 empresas que conforman la Red de Parques Tecnológicos de Euskadi, el 25% de ellas están dirigidas por mujeres, una cifra destacable, que sin duda tiene que seguir en aumento.»

La conversación ha pasado de la reivindicación al mensaje positivo, como el que ha dado Nerea Aranburu Eizmendi, quien ha constatado que “a pesar de que el fútbol es un sector mayoritariamente masculino, cada vez hay más mujeres y se están dando pasos importantes en este sentido. Tal vez porque las mujeres aportan otro punto de vista y tienen otra manera de gestionar”. O Maider Barahona Fernández, quien afirmaba que “cuando echó a andar la empresa OTEIC, hace más de 50 años, todos los ingenieros eran hombres y solo había mujeres en puestos de administración y secretariado, y hoy en día somos más de un 80% de mujeres”.

La brecha de género sigue siendo una realidad en las empresas

Si bien en fechas previas a la pandemia en 2019, la brecha de género en Euskadi era más que significativa a la hora de hablar de puestos de trabajo con máxima responsabilidad, la defensa de la participación de las mujeres en órganos decisorios, tanto en el sector público como privado, ha experimentado un gran avance en los últimos tiempos. De hecho, la circunstancia estudiada y contrastada de que el equilibrio de género contribuye a un funcionamiento más eficiente de la empresa, con más probabilidades de mejorar resultados, de atraer talento e innovar, impulsando el progreso social y la sostenibilidad, está siendo aceptada ya por la generalidad.

Y es que en el último año han florecido nuevas formas de trabajo para adaptarse al contexto de la pandemia, donde los esquemas laborales se han vuelto más flexibles y los nuevos rasgos de liderazgo están pasando a un primer plano, poniendo de manifiesto la necesidad de una fuerza de trabajo igualitaria y diversa.