El talento siempre suma

El Parque Tecnológico de Álava ha reunido en el Palacio Europa de Vitoria-Gasteiz a un nutrido grupo de estudiantes, representantes del mundo de la empresa e instituciones en la jornada “Ciencia y Tecnología en Igualdad” enmarcada en el Foro para la Igualdad de Emakunde

 

IMG_2085Bajo el lema “Ciencia y Tecnología en Igualdad”, el Parque Tecnológico de Álava ha celebrado en el Palacio Europa de Vitoria-Gasteiz la segunda de las jornadas organizadas por la Red de Parques Tecnológicos de Euskadi dentro del Foro para la Igualdad de Emakunde.

Itziar Epalza, Directora General de la Red de Parques Tecnológicos de Euskadi, y Zuriñe Elordi, Secretaria General de Emakunde, han sido las encargas de inaugurar la jornada y dar la bienvenida a los asistentes. La Directora General de la Red  ha recordado durante su intervención la contribución de las mujeres al mundo de la ciencia a lo largo de la historia y la importancia de no “relajarse”, a pesar de que se diga que se está saliendo del “ostracismo” al que las mujeres llevan sometidas desde hace siglos. Por su parte, la Secretaria General de Emakunde ha agradecido a la Red de Parques su involucración en este Foro y el trabajo diario por la igualdad, ya que los Parques Vascos son nichos de trabajo científico relevantes.

La jornada ha contado con las ponencias de Marta Macho, premio Emakunde 2016 y profesora de la UPV/EHU, y Mª Luz Guenaga de la Universidad de Deusto, así como una “mesa de experiencia” de mujeres alavesas compuesta por Nuria Gisbert de CIC Energigune, Eva Larra de AJL Ophthalmic y Noemí Gómez de Mercedes-Benz España.

Marta Macho ha destacado durante su ponencia uno de los muchos problemas a los que se enfrentan las mujeres científicas, el estereotipo “hombre-ciencia”, tan instalado en la sociedad, sobre todo en las más “avanzadas”, incidiendo en que “las mujeres somos juzgadas de manera más severa” y en la necesidad de “políticas positivas”.

Por su parte, Mª Luz Guenaga ha presentado el proyecto “Inspira” de la Universidad de Deusto para el fomento de la vocación científico-tecnológica entre las niñas. Este proyecto, pionero en Euskadi, está basado en acciones de sensibilización y orientación que imparten mujeres profesionales del mundo de la investigación, la ciencia y la tecnología.

La “mesa de experiencias de mujeres alavesas” ha puesto de relieve las dificultades del día a día para las profesionales del campo científico-tecnológico, pero también han incidido en  la importancia de recordar que se puede lograr, que las mujeres tienen un gran presente y futuro en este ámbito, y que siempre, “el talento suma”.