Euskaltel dona 15.435 euros a la Fundación Vicente Ferrer para dos proyectos educativos en Anantapur

La directora de Relaciones Institucionales de Euskaltel, Nerea Lupardo, ha hecho entrega esta mañana de un cheque por importe de 15.435 euros a la responsable de la delegación en Euskadi de la Fundación Vicente Ferrer, Irune Pascual. La donación es resultado de la recaudación obtenida a través del Rastrillo y del Almuerzo Solidario celebrados a finales del pasado año en la empresa.

El importe de la recaudación se destinará en concreto a la construcción de dos escuelas para alumnos de primaria en las aldeas de Gondipalli y Kondampalli, en el distrito de Anantapur, Estado de Andhra Pradesh (La India). Este proyecto beneficiará de forma directa a 39 niñas y 27 niños, y a 18 mujeres y hombres de las organizaciones locales, de forma indirecta. Las condiciones de vida de la comunidad dálit, grupos tribales y castas desfavorecidas de las zonas rurales son muy precarias, en parte porque viven en colonias separadas de las castas superiores y alejadas de los servicios públicos de los que dispone el gobierno local. El acceso a la educación es un requisito imprescindible para lograr el desarrollo personal y comunitario de estas personas.

La educación dota a las personas beneficiarias de una significativa mejora en su calidad de vida. Por ello, la Fundación Vicente Ferrer ha puesto en marcha este proyecto para dotar a 66 niños de una escuela provista de las condiciones de salubridad y habitabilidad necesarias. La construcción tendrá un diseño adaptado a las costumbres de la zona y durante el proceso se potenciará la capacidad de autogestión y organización de la comunidad, poniendo especial énfasis en la participación de las mujeres y en su integración.

En el acto de donación ha participado Sasi Kutty, integrante de la organización humanitaria fundada por Vicente Ferrer. Sasi Kutty, traductor e intérprete de español, es natural de Anantapur y fue, primero, beneficiario de todos los proyectos
para después integrarse en la organización como trabajador. Su padre, ya fallecido, también trabajaba en la Fundación al igual que su madre y su hermano.

Sasi acaba de llegar de Anantapur y considera que estas acciones dentro de las empresas “son fundamentales para seguir trabajando por la integración y la salida de la pobreza extrema de los colectivos más desfavorecidos de La India, los dálits o intocables, los grupos tribales y las castas retrasadas. Acciones solidarias como la de Euskaltel y sus trabajadoras y trabajadores demuestran que el lema de la Fundación, “Transforma la sociedad en humanidad” está más vigente que nunca, ya que son las propias personas que componen Euskaltel las que se alían con las personas de Anantapur para que puedan ejercer sus derechos fundamentales como seres humanos, en este caso, el derecho a la educación.”.

Por su parte, Irune Pascual ha explicado que estos fondos “se enviarán directamente a La India para poner en marcha la construcción de las dos escuelas inmediatamente. El proyecto será ejecutado con la participación de las propias familias beneficiarias que una vez finalizado, serán quienes tomen las riendas de la gestión de las escuelas a través de las Asociaciones de padres y madres del alumnado. Cuando la FVF comenzó a trabajar en Anantapur en 1969, la tasa de escolarización en primaria era del 2% entre las comunidades con las que la FVF trabaja. En este momento se está llegando al 100% y ya hay un número importante de chicos y chicas dálits en la Universidad”.

Acciones solidarias de los empleados

La directora de Relaciones Institucionales de Euskaltel ha detallado algunas de las acciones que, dentro del Programa de Responsabilidad Social Empresarial, se despliegan en la organización en clave de solidaridad. Iniciativas que reflejan en la práctica la vocación de la compañía de generar riqueza en la sociedad en la que desempeña su actividad. Nerea Lupardo ha explicado que la RSE entendida como una filosofía de gestión empresarial “nos ayuda a consolidarnos como una empresa sostenible, perdurable, donde se desarrollan los compromisos y donde la transparencia se convierte en un valor clave. En Euskaltel entendemos que nuestro liderazgo en el sector de las Telecomunicaciones en la CAPV debe extenderse también al liderazgo en responsabilidad con los diferentes grupos de interés. Por eso hemos integrado nuestra política de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) en la estrategia de la compañía como un elemento clave de la Misión y de los Valores que nos caracterizan”.

Uno de estos Grupos de Interés a los que Euskaltel presta especial atención son SUS PERSONAS. Euskaltel considera a las personas que forman su equipo humano uno de los principales pilares en su camino hacia la Excelencia. Por ello, mantiene un importante número de actividades para empleados con el fin de potenciar la cultura corporativa y favorecer las relaciones humanas en la plantilla. La conjugación de los dos elementos: responsabilidad y personas de Euskaltel, hace posible que surjan acciones como la realizada durante las pasadas Navidades.

Euskaltel ha puesto en marcha distintas acciones con enfoque solidario con el fin de promover y dar respuesta a las diferentes inquietudes de sus empleados, algunos de los cuales ya participan en iniciativas de carácter social. Por eso, desde hace años se organizan en determinadas épocas del año actividades con destino a las asociaciones y ONG en las que colaboran las personas de la compañía.

En 2009, se celebró un Rastrillo y, como colofón de la Navidad, un Almuerzo Solidario, con el fin de recaudar fondos destinados a una ONG o asociación, elegida entre las aportadas y sugeridas por los propios empleados.

El Rastrillo se compuso de libros de segunda mano suministrados por los empleados y por los objetos que voluntariamente aportaron los proveedores habituales de Euskaltel. Por su parte, el Almuerzo Solidario consistió en una comida en la que el importe del menú, abonado por cada comensal, se veía duplicado al aportar la empresa la misma cantidad, de forma que cuantos más empleados se inscribieran, mayor sería la recaudación.

Durante el transcurso de la comida se celebró el sorteo ante los asistentes de la entidad beneficiaria de estos fondos obtenidos con las dos iniciativas. La elección se realizó entre las organizaciones en las que colaboran de alguna manera los empleados de Euskaltel. La Fundación Vicente Ferrer resultó ser la beneficiaria de esta acción.