Talento en la Red: Pío Aguirre, director general de Elkargi

Elkargi, por y para las empresas

Pío Aguirre, director general de esta Sociedad de Garantía, posibilita el acceso a pymes, emprendedores y autónomos a la financiación más adecuada.

Creada por y para las empresas, Elkargi es una Sociedad de Garantía (SGR), es decir, se trata de una entidad financiera que, mediante sus avales, mejora las condiciones del crédito que los bancos conceden a pymes y autónomos, facilitando su acceso a la financiación real. En sus 38 años de historia, esta sociedad ha buscado dar respuesta a su objetivo fundacional, que no es otro que el de posibilitar el acceso a las pymes, emprendedores y autónomos a la financiación más adecuada, tanto en términos de plazo como de coste, y propiciar de manera paralela la mejora de su gestión financiera a través de la formación y la asesoría. Si su capacidad avalista ha tenido históricamente una incidencia indiscutible, ahora más que en cualquier otro momento se justifica su fortalecimiento. “Nuestra existencia es y seguirá siendo un factor estratégico para el devenir de nuestras empresas”, señala su director general, Pío Aguirre. En estos momentos son más de 15.300 las empresas asociadas, el riesgo vivo supera los 908 millones de euros y los avales formalizados en el último año alcanzaron los 261 millones de euros, de los cuales casi la mitad se destinaron a inversión. Todo ello convierte en el líder absoluto de las SGR del Estado y uno de los referentes del sector en Europa.

En lo referente a su origen, esta Sociedad nació de la necesidad que tenían las empresas vascas de acceder a una financiación adecuada. Y además lo hizo en un momento muy complicado, en la década de los 80 en la que la crisis industrial se cebó con el tejido empresarial vasco. Elkargi fue la salida que la empresa vasca tomó para solucionar entonces el grave problema de financiación y su aval consiguió que el acceso a una financiación a largo plazo no constituyera una dificultad, y que las pequeñas y medianas empresas no soporten el sobrecoste derivado de su tamaño, por lo menos en la parte garantizada por esta sociedad. “En términos generales, nuestras empresas tienen una estructura financiera más saneada que en otras épocas; son mayores y mejores sus recursos en gestión empresarial, están más abiertas al exterior y disponen de un sistema financiero muy solvente. Debemos, por tanto, aprovechar estas fortalezas para que nuestro tejido empresarial siga avanzando por el complejo camino de la competitividad global”, abunda Aguirre.

Respecto al futuro, un moderado optimismo marca el camino de esta Sociedad aunque con cierta inquietud vinculada a la estabilidad financiera a medio y largo plazo de la empresa vasca. “Nos preocupa que las pymes, sobre todo aquellas de menos de 50 trabajadores, estén viviendo el espejismo de la facilidad del crédito y de los bajos tipos de interés, y sean vulnerables ante un cambio de condiciones financieras, que más pronto que tarde acabara llegando”, matiza el directivo, insistente en la defensa de su sociedad como una herramienta financiera adecuada para las empresas y garante de estabilidad y solidez en el medio y largo plazo. Elkargi tiene su sede en el Parque Científico y Tecnológico de Gipuzkoa, un enclave, asegura, en el que se palpa tecnología e innovación, infraestructuras en las que poder apoyarse y una proximidad muy relevante al tejido empresarial.